El área de recursos humanos, pieza clave en toda compañía u organización en general, con sus especialistas en comportamiento organizacional, posee la crítica función de establecer un marco coherente y homogéneo para la gestión de los recursos humanos por parte de los dirigentes de línea, en todas las áreas de la empresa, fijando políticas, normas y procedimientos que permitan alinear, homogeneizar y asegurar eficiencia en actividades tan variadas e importantes como:

 El reclutamiento y la selección de personal

 La inducción de los nuevos empleados

 La administración de las compensaciones y los beneficios

 La gestión de la comunicación interna

 La motivación del personal

 La capacitación y el desarrollo

 La evaluación del desempeño  

 El planeamiento de carrera

 La gestión de la higiene y la seguridad en el trabajo

 El manejo de las relaciones laborales

 La gestión de la cultura organizacional

 La gestión de procesos de cambio

 El tratamiento de las desvinculaciones

Entre muchas otras.  A su vez, el área de recursos humanos tiene la función de brindar apoyo a los dirigentes de línea, para que puedan cumplir y hacer cumplir las políticas, normas y procedimientos establecidos, en toda la organización.  A la función específica del área de RRHH en una organización la llamamos “gestión de RRHH en sentido estricto”.
Los dirigentes y el área de RRHH, a través de un trabajo conjunto, tienen a cargo el ejercicio de la gestión de los recursos humanos en una organización. Así, el desafío de orientar los comportamientos de las personas en una organización es asumido por el área de RRHH y por todos los supervisores, jefes, gerentes y directores, es decir, por todos los integrantes de la organización que tienen personal a cargo.  A la función conjunta del área de RRHH y los dirigentes de una organización, en cuanto a la gestión del personal, se le llama “gestión de RRHH en sentido amplio”.  

El trabajo conjunto del área de RRHH y los responsables de las distintas áreas de la organización debe dar como resultado el comportamiento de los empleados requerido por la organización para el cumplimiento de los objetivos. A este sistema de conducción se lo conoce como co-administración o co-gestión de los RRHH.  En síntesis, en las organizaciones modernas y correctamente gestionadas, el área de RRHH establece el marco, las políticas, las reglas de juego para la gestión de los recursos humanos, y los dirigentes de las distintas áreas las cumplen y hacen cum- plir, a partir de ciertas condiciones personales y competencias que les confieren  capacidad para orientar las conductas de otras personas.