En primer lugar desde Mooqia queremos felicitar las fiestas navideñas y desear que hayan sido días felices para todos. Recién estrenado el nuevo año siempre es un buen momento para plantearse los retos del futuro e imaginar lo que vendrá en el medio y largo plazo.

En el mundo de la formación todo está cambiando a gran velocidad gracias a la aplicación de nuevas tecnologías y a la transformación de los hábitos educativos que esto genera en las personas y organizaciones.

Una de estas tecnologías es la que conocemos como Realidad Virtual y, aunque es un concepto que todavía parece estar más cerca de la ciencia ficción que de nuestro día a día, la realidad es que en menos tiempo del que creemos formará parte de nosotros.

 

¿Que es la Realidad Virtual?

La realidad virtual es un mundo generado por sistemas informáticos en el que el usuario tiene la sensación de estar en el interior de este mundo, y dependiendo del nivel de inmersión este puede interactuar con este mundo y los objetos del mismo en un grado u otro.

La realidad virtual ideal seria la que desde una inmersión total nos permita una interacción sin límites con el mundo virtual, además de aportarnos como mínimo los mismos sentidos que tenemos en el mundo real (vista, oído, tacto, gusto, olfato). Sin embargo, la mayoría de los sistemas actuales se centran en únicamente 2 sentidos (vista y oído)

 

Estado actual de la Realidad Virtual

 

Durante este año se prevé una explosión de este tipo de tecnología que propone la visualización de mundos virtuales. Cascos y gafas serán los productos electrónicos centrados en entretenimiento del consumidor que a lo largo del año comenzarán a difundirse.

Empresas como facebook (oculus) Samsung, Sony o HTC son algunas de las compañías que ya trabajan para lanzar en 2016 sus propuestas.

Por estas razones es posible que en pocos años cualquier persona podrá sentarse detrás del volante y aprender a conducir sin miedo a lastimarse o lastimar a otros en caso de un percance, y ni siquiera necesitará tener un auto. Como en este ejemplo, la aplicación de estas tecnologías al mundo de la formación es de gran importancia y debemos seguir de cerca su evolución.

 

Realidad Virtual y Formación

Se intuyen enormes posibilidades de la Realidad Virtual en el ámbito de la formación. De hecho, la formación constituye actualmente uno de los ámbitos más prometedores para el diseño y aplicación de aplicaciones de Realidad Virtual, fundamentalmente gracias a la capacidad de introducir al alumno en entornos inmersivos y multisensoriales (vista, tacto, oídos), en los que los estudiantes puedan interactuar con un ambiente artificial que estimule su proceso de aprendizaje.

Es, sin duda, un reto emocionante ser capaces de proveer de tecnologías para que los alumnos tengan un verdadero sistema de aprendizaje vivencial. En pocos años podremos ser capaces de acabar con los límites del tiempo y el espacio. Y es que la Realidad Virtual nos va a permitir caminar entre dinosaurios, explorar el Universo o sumergirnos en la gran barrera de coral australiana. Y todo eso con el simple acto de colocarnos unas gafas.

Está claro que no podemos dejarnos llevar por el entusiasmo, pues todavía queda mucho por delante para adaptar estas novedosas tecnologías a la formación pero si sabemos darle el uso adecuado, las ventajas y las posibilidades que nos brinda esta tecnología a nivel pedagógico son muchas y muy necesarias: descubrir, sorprender, impactar, trabajar la empatía y las emociones y cautivar la atención del usuario, dándole la oportunidad de vivir una experiencia educativa única.

¡Feliz 2016!